RC medioambiental

El incremento de la sensibilidad medioambiental en Europa no es solo un tema de conversación pasajero, sino que se traduce en una legislación cada vez más vigilante en torno a las actividades potencialmente contaminantes y cada vez más dura con las empresas que han contaminado, ya sea accidentalmente o de forma gradual, independientemente de que sean o no culpables. La Ley estipula que, si eres el responsable, debes indemnizar por daños a terceros, y también debes dejar el medio exactamente igual que estaba antes de la acción contaminante.  Los costes derivados pueden ser cuantiosos.

 

La responsabilidad medioambiental nos concierne a todos, pero hay algunas empresas que se ven más afectadas. Estas son:

> Fabricación industrial

> De almacenamiento o tratamiento de mercancías sensibles

> Empresas de transportes

> Empresas multinacionales o de facturaciones muy elevadas

 

Coberturas de la garantía medioambiental:

> Cobertura de contaminación accidental y gradual: para evitar la dificultad que supone determinar la naturaleza de la acción contaminante, muchas de estas coberturas cubren ambas situaciones.

> Gastos de restauración: se cubren los gastos de restauración de la situación anterior del ecosistema afectado.

> Gastos de limpieza: se cubren los gastos de limpieza de la propia fábrica o instalaciones, cuyo origen sea el evento contaminante.

> Indemnización a terceros: daños personales y materiales a terceras personas perjudicadas.

> Contaminación histórica: se puede dar el caso que se descubra un terreno contaminado por acciones anteriores que desconocemos y por las que también debamos responder. Esta cobertura lo resuelve.

> Asesoramiento técnico del siniestro: cuando sucede un evento contaminante accidental es de vital importancia una rápida actuación. Las aseguradoras ponen a disposición de sus clientes personal técnico especializado para gestionar la crisis desde el primer minuto.

> Gastos de defensa: la empresa sospechosa de ser la causante del daño medioambiental es culpable hasta que no pueda probar su inocencia. Estas pólizas suelen incorporar los gastos de defensa entre sus coberturas.

> Gastos de defensa personales: una reclamación medioambiental puede derivar en una reclamación personal hacia un trabajador o directivo. Estas pólizas pueden cubrir los gastos de defensa para las personas.

 

La complejidad de esta cobertura, los costes que supone, la importancia de un buen plan de prevención y el cumplimiento de la legislación aconsejan el asesoramiento especializado que el equipo de Ferrer&Ojeda ofrece a todos nuestros clientes para determinar las mejores soluciones aseguradoras y procesos para tener la máxima tranquilidad frente a los riesgos medioambientales.

 

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN


RC empresarial | RC del producto | RC de la actividad | RC directivos & administradores | RC medioambiental | Defensa jurídica empresarial | Decenal de Daños