PIA

Fomentar y facilitar el ahorro es uno de los objetivos principales de nuestra organización. Entendemos el ahorro como el mejor camino hacia la estabilidad y el futuro de las familias. Las coberturas de riesgo existen para ayudarnos ante un imprevisto, pero el ahorro es lo que nos debe ayudar a mantener nuestra calidad de vida en todo momento.

 

Los PIAS nacen con la finalidad principal de constituir, a largo plazo, una renta vitalicia a través de primas periódicas de tal forma que el beneficiario del seguro reciba el ahorro acumulado a fecha de vencimiento del seguro en forma de renta vitalicia.

Los PIAS tienen una rentabilidad garantizada por la compañía aseguradora independientemente de la evolución de los  mercados financieros, de hecho, tienen la misma estructura técnica que los seguros de ahorro/jubilación.

Desde el punto de vista fiscal, el asegurado disfruta de la exención de los rendimientos generados durante el periodo de acumulación de primas.

Siempre se cumplen los siguientes requisitos:

> La figura del tomador, asegurado y beneficiario debe ser la misma.

> El límite máximo anual que se puede aportar es de 8.000 euros. Asimismo, el importe total de las primas acumuladas en todo el periodo no puede superar los 240.000 euros.

> El periodo mínimo entre la primera prima y la percepción de la prestación (en forma de renta vitalicia) es de 10 años.

 

El producto es líquido, pero el rescate en forma de capital  da lugar a la pérdida del beneficio fiscal, por lo que si no se cobra en forma de renta vitalicia y no cumple con los requisitos antes mencionados se iguala a los seguros de ahorro/jubilación.

 

SOLICITAR MÁS INFORMACIÓN


Plan de Pensiones | PIA | Ahorro sistemático | Fondos de inversión